Por cuestiones de mantenimiento ciertos juegos y atracciones (incluso las más recientes) pueden no estar abiertas al público